viernes, 28 de octubre de 2011

El correcto funcionamiento del cerebro en la adolescencia condiciona el comportamiento como adultos

  • Un estudio de la Universidad de Yale (EE UU) publicado en la revista Neuroscience sugiere que cuando la creación de nuevas neuronas se ve interrumpida en la adolescencia, los individuos se vuelven profundamente antisociales al alcanzar la edad adulta. Sin embargo, si el mismo proceso neuronal se interrumpe en adultos, no se observan cambios de comportamiento.

  • Según el psiquiatra Arie Kaffman, coautor del trabajo, el hallazgo ayuda a entender por primera vez las bases del desarrollo social a nivel molecular.

  • Los científicos saben desde hace algún tiempo que en el cerebro se forman constantemente nuevas neuronas, un proceso conocido como neurogénesis que es más intenso en la infancia y en la adolescencia.

  • Los investigadores creen que la investigación podría ayudar a entender también la esquizofrenia, que se caracteriza por un déficit en la formación de nuevas neuronas en una zona conocida como hipocampo, y cuyos primeros síntomas suelen aparecer precisamente en la adolescencia.

Aránzazu Ibáñez


Fuente Revista Muy Interesante.

domingo, 23 de octubre de 2011

Novedad, el cociente intelectual puede variar en la adolescencia.



  • Chicos, no dejéis nunca de aprender porque vuestro cerebro se adapta continuamente e incluso la estructura cerebral puede cambiar en la edad adulta. No os rindáis con aquellos conocimientos que ahora no consigáis entender porque nunca será tarde para aprenderlos.

  • Os voy a informar del primer estudio que sugiere que el Cociente Intelectual (CI) no es constante a lo largo de la vida. El CI es el estándar que mide la inteligencia de una persona y puede aumentar o disminuir durante la adolescencia según revela un estudio del University College de Londres (Reino Unido) que publica la revista Nature.

  • En una serie de experimentos realizados en 2004 con adolescentes con edades comprendidas entre 12 y 16 años, los investigadores, dirigidos por Cathy Price, analizaron con ayuda de resonancia magnética las estructuras cerebrales de los sujetos además de someterlos a tests de inteligencia.

  • Cuando repitieron las pruebas cuatro años más tarde, detectaron que el cociente intelectual había aumentado en unos casos y disminuido en otros en hasta 20 puntos, y que los cambios coincidían con variaciones en la estructura cerebral.

  • Concretamente, los cambios en el CI verbal estaban asociados a variaciones en una zona del cerebro relacionada con el habla, la corteza motora izquierda, mientras que los aumentos en la puntuación en pruebas no verbales se asocia con un aumento en la densidad de la materia gris en el cerebelo anterior, que integra la información sensitiva y motora y participa en los movimientos.
Aránzazu Ibáñez

 Fuente, revista Nature:

sábado, 22 de octubre de 2011

Ejercicios de plasticidad cerebral



  • Realizar acciones sencillas que puedan hacerse fácilmente con la mano opuesta y que permitirán establecer nuevas conexiones neuronales y estimular tu cerebro como peinarte, contestar el teléfono, cepillarte los dientes, cargar tu bolso o tu mochila, mover la sopa, barrer, escribir, dibujar,...

  • Utilizar los sentidos de una manera distinta, por ejemplo: bañarse o comer con los ojos cerrados, escuchar música mientras se huele un aroma, comunicarse sólo con las miradas, ver dibujos al revés, etc.

  • Estos simples cambios en nuestras rutinas diarias también ayudan a desarrollar una mayor creatividad así como a estimular la inteligencia, la concentración y el aprendizaje, ya que permiten establecer nuevas conexiones neuronales, promoviendo la irrigación y la salud cerebral.

  • A esta disciplina se le ha llamado neuróbica, es decir, los aeróbics de las neuronas, y la forma de practicarla es haciendo lo contrario a nuestras rutinas diarias; esto nos permite modificar nuestras acciones y trabajar con nuestras sensaciones y emociones, ejercitando nuestro cerebro derecho; por otro lado, los ejercicios mentales como los sudokus, los crucigramas o aprender un nuevo idioma, ejercitan nuestra parte lógica del cerebro izquierdo, lo que es muy importante también.

  • Estos ejercicios son muy útiles y necesarios ya que obligan a nuestros cerebros (derecho e izquierdo) a ejercer un trabajo adicional, lo que ayuda a estimularlos y mantenerlos activos, promoviendo su buen funcionamiento.
    Aránzazu Ibáñez

¿Qué ocurre con las ondas cerebrales de los adolescentes?


Cuatro puntos a destacar de un estudio sobre ondas cerebrales  llevada a cabo por Irwin Feinberg, Lisa M. Higgins, Wong Yu Khaw e Ian G. Campbell, todos de la Universidad de California, en Davis
  1. Durante la adolescencia existe un declive pronunciado en la actividad de las ondas lentas durante el sueño, las ondas delta

  2. Los cambios en la actividad de las ondas delta durante el sueño comienzan aproximadamente a los 11 años de edad y alcanzan una reducción del 25 por ciento al llegar a los 14 años.

  3. La intensidad de la onda depende del género, con más baja intensidad en las niñas que en los niños, porque ellas empiezan la reorganización del cerebro más temprano.

  4. La intensidad de la onda no estaba correlacionada con acostarse más tarde ni con la reducción del tiempo total del sueño que ocurre durante la adolescencia.

Aránzazu Ibáñez

viernes, 21 de octubre de 2011

¿Sabéis que en la etapa adolescencia, vuestro cerebro va lento?



  • Durante los años de la adolescencia (entre 8 y 18 años) los chicos pierden parte de su materia gris del cerebro, en una poda de conexiones que los dirige hacia su madurez como adultos. "Pierden cerca de uno por ciento de la materia gris cada año" (Jay Giedd)
  • Los cambios en los cerebros adolescentes les hacen perder materia gris... y ganar materia blanca. Ésta es un tejido graso que envuelve las neuronas en mielina y hace que conduzcan sus impulsos con más rapidez, de modo que el cerebro pierde conexiones, pero gana en eficiencia y velocidad.
  • Los adolescentes, vistos desde la perspectiva de un adulto son: egoístas, atrevidos, irracionales, irritables, gregarios, muy conscientes de sí, pero a la vez incansables, explosivos, sensibles. ¿Qué es lo que pasa con ellos? Tenemos que derivarlo al concepto "poda sináptica"
  • Este proceso de poda no elimina neuronas, lo que elimina son conexiones entre neuronas, deshaciéndose de enlaces que se produjeron de más durante la infancia y que tendrán poco valor para el cerebro adulto.
  • Pero la poda es importante. 
    Sarah-Jayne Blakemore, del Instituto de Neurociencia Cognitiva en el University College, de Londres, apuntó que la eliminación de conexiones “es como podar un rosal. No quieres demasiadas ramas, porque entonces ninguna puede crecer realmente fuerte. La poda permite que otras sean fortalecidas”.
  • Aunque se sabe que este proceso de depuración tiene base genética, algunos creen que también puede tener influencia ambiental.
  • Un estudio reciente hecho en la Universidad de California en Davis corrobora los cambios. Estudiando las ondas cerebrales de niños de menos de 11 años encontraron que no había cambios en su actividad cerebral durante el sueño. Pero después de los 11 años se notó una reducción de por lo menos 60 por ciento en dos de las frecuencias de las ondas cerebrales de frecuencia más baja.
Aránzazu Ibáñez

El cerebro va madurando de atrás hacia adelante


Este modo de madurar por parte del cerebro puede explicar ciertas conductas propias de la adolescencia:


  •  Las primeras áreas en quedar listas, ubicadas en la parte trasera del encéfalo, son las fundamentales zonas a cargo de los sentidos y movimientos.
  • Después maduran las regiones implicadas en el manejo del lenguaje y la orientación en el espacio.
  • Las últimas zonas cerebrales en madurar son las que se encuentran en la parte más delantera del lóbulo frontal, áreas a cargo de lo que podríamos llamar las funciones superiores. Ahí se controlan los impulsos, el juicio y la toma de decisiones, de modo que quizás la poda no terminada en esta zona explique en parte los errores de decisión que toma un adolescente promedio.
  • La corteza prefrontal dorsolateral también procesa la información emocional que llega desde la amígdala, sitio donde se regulan las reacciones manejadas con, digamos, las tripas. He ahí una posible causa de la explosividad temperamental de la adolescencia
Aránzazu Ibáñez

miércoles, 19 de octubre de 2011

Cerebro y Sistema Nervioso


  • El cerebro es el órgano que más ordenes emite a todo el cuerpo, prácticamente, a todas las demás partes del cuerpo sobre lo que tienen qué hacer; constantemente e independientemente de que tú seas consciente de ello. No solo controla lo que piensas y sientes, cómo aprendes cosas y las recuerdas y la forma en que te mueves, sino también muchas cosas de las que te das menos cuenta, como el latido del corazón o que a determinada hora te entre sueño o estés de lo más despierto
  • El funcionamiento básico del sistema nervioso depende en gran medida de multitud de células diminutas denominadas neuronas. El cerebro contiene millones de esas células, que están especializadas en muchos tipos distintos de funciones. Por ejemplo, las neuronas sensoriales captan información sensorial en los ojos, los oídos, la nariz, la lengua y la piel y la envían al cerebro. Las neuronas motoras reciben información procedente del cerebro e indican a las distintas partes del cuerpo cuándo deben moverse.



lunes, 17 de octubre de 2011

¿Qué es Neurociencia?

Es la ciencia que estudia la estructura y la función química del sistema nervioso.


Se centra en investigar:
  1. Los diferentes elementos del sistema nervioso que interaccionan y dan origen a la conducta.
  2. La influencia de fármacos y drogas.
  3. Las distintas patologías o enfermedades que tienen lugar en el sistema nervioso.


Explora áreas como:
  • la acción de los neurotransmirores en la sipnásis,
  • los mecanismos biológicos del aprendizaje,
  • el control genético del desarrollo neuronal desde la concepción,
  • funcionamiento de redes neuronales,
  • estructura y funcionamiento de redes complejar involucradas en la memoria, percepción, habla y
  • la estructura y conocimiento de la conciencia.

Conceptos importantes:


  • Neurona: célula nerviosa, unidad elemental que emite las señales en el sistema nervioso. Las características morfológicas de las neuronas son: un cuerpo celular llamado soma, una o varias prolongaciones cortas denominadas dendritas y una prolongación larga, el axón. Este término fue acuñado por el científico español Ramón y Cajal.









  • Sipnásis: son pequeñas uniones entre las neuronas, que transmiten señales. En la infancia el cerebro realizó muchas sinapsis y la actividad es muy intensa. Durante la adolescencia, el cerebro se reorganiza y elimina muchas conexiones sinápticas, este proceso se conoce como poda sináptica.

















Fuente de información: Wikipedia y Kidshealth.org

Aránzazu Ibáñez