miércoles, 18 de enero de 2012

La relación entre profesor y alumno


                  
Es necesario borrar del panorama educativo conceptos tan negativos para la persona como: violencia, conflicto, agresividad, acoso, intimidación o victimización. El cerebro adolescente y, en general, el humano no debe seguir evolucionando hacia esta dirección. El cerebro es constructivo y no lo contrario.

¿Qué es lo que está pasando en la sociedad y en la relación entre personas?

Quizá sea cuestión de "desamprender" conductas mal adquiridas o, tal vez, de "conocer bien" el significado y las consecuencias de esos términos pero no podemos levantarnos día a día y decir que la educación está avanzando y cambiando gracias a las nuevas tecnologías y luego fallar en lo más básico, en la relación respetuosa entre las personas.



VIOLENCIA

En primer lugar, J. Galtung (1985) define la VIOLENCIA como algo evitable que obstaculiza la autorrealización humana explicando que las personas sufran realizaciones afectivas, somáticas y mentales, (...) por debajo de sus realizaciones potenciales. Así mismo, Jordi Planella (1998) la considera como aquella situación o situaciones en que dos o más individuos se encuentran en una confrontación en la cual una o más de una de las personas afectadas sale perjudicada, siendo agredida física o psicológicamente.

CONFLICTO

Este concepto aparece generalmente cargado con una valoración negativa, debido a que se confunde conflicto con violencia, es decir, con su patología. Un conflicto puede resolverse también de forma no-violenta. Mientras la violencia no es innata en los seres humanos sino que es un aprendizaje, el conflicto sí es consustancial a la vida humana, algo natural y por tanto inevitable. De esta manera, más que eliminar el conflicto, de lo que se trata es de saber regularlo creativa y constructivamente de forma no-violenta, ya que es una energía y una oportunidad para el cambio.

AGRESIVIDAD

Término abordado por distintas teorías psicológicas que no se ponen de acuerdo en una definición consensuada, pero para poder generalizar, diremos que está definida en cuanto a su fin de lesionar a otro organismo o al propio pero es necesario añadir a lo anterior la necesaria intención de producir daño, destruir, contrariar o humillar. Pero no podemos dejar de hacer referencia a la diferencia entre agresividad y agresión, el término agresión debería utilizarse para designar un acto en sí, un acto palpable y efectivo. La agresividad, sin embargo, es el término empleado para designar la tendencia o disposición inicial que dio lugar a la posterior agresión.

SITUACIÓN DE ACOSO, INTIMIDACIÓN O VICTIMIZACIÓN

Centrándonos un poco más en la violencia escolar, es necesario saber que la SITUACIÓN DE ACOSO, INTIMIDACIÓN O VICTIMIZACIÓN es aquella en la que una persona es agredida o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro individuo o grupo de ellos. Por acciones negativas se entiende tanto las cometidas verbalmente o mediante contacto físico y las psicológicas de exclusión. Por lo tanto, un aspecto esencial del fenómeno es que debe existir un desequilibrio de fuerzas (D. Olweus, 1998).

Aránzazu Ibáñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada